Máquinas de gunitar

Máquinas de gunitar

La evolución de las maquinas utilizadas para realizar la proyección del hormigón a presión ha sido muy notable, dando lugar al diseño de modelos de maquinas gunitadoras sofisticadas y de elevado rendimiento, que en la actualidad pueden considerarse como insustituibles.

En las maquinas gunitadoras la mezcla se realiza en la tolva de alimentación, recipiente en forma de embudo, de allí, la mezcla va a parar a la cámara giratoria del rotor, donde se fuerza la proyección de 4 hasta 6 impulsa a la mezcla y la obliga a introducirse en el tramo final de la tobera de salida, en donde tiene lugar la inyección de agua que se agrega instantes antes de salir el hormigón por la boquilla.

La mezcla es de cemento-áridos, dosificando los materiales a pie de obra e introduciéndolos en un inyector de hormigón, sometido a la presión de 7 atmósferas por medio de aire comprimido, para que circule por la manguera conductora hasta llegar al lugar en donde debe ser aplicada. Una rueda de cangilones se encarga de alimentar de una manera uniforme el dispositivo. El agua necesaria para el fraguado se añade de manera automática por medio de una válvula reguladora situada en el cuerpo mezclador de la tobera, lo que ocurre unos momentos antes de ser proyectada, poniéndose en marcha el mecanismo a voluntad del operario que maneja el equipo. Al ser puesto en marcha el dispositivo, se combina el agua con la mezcla cemento-áridos, el hormigón se torna fluido y es lanzado contra el punto que debe revestir, hasta lograr el espesor de pared o de suelos deseados.